accordionarrow-rightdate location time trigger
Alumnos  Futuros Alumnos  Pregrado

Un aprendizaje sin fronteras

“El programa fue espectacular. Estuvo lleno de momentos agradables con el grupo y de aprendizajes tanto culturales como de vida”, comenta Florencia Romano, alumna de Ingeniería Comercial de Campus Viña del Mar, quien asistió al Programa de Invierno del Departamento de Relaciones Internacionales que tuvo como destino el centro Machiavelli (Florencia, Italia) y donde, por primera vez, un grupo de 15 estudiantes de la UAI cursaron el ramo de Historia del Arte.

Los otros destinos de este año fueron la Universidad de Saint John´s (EE.UU.) y la University Université Laval (Canadá). A esta última fue Emiliano Heressi, estudiante de Ingeniería Comercial de Campus Peñalolén, quien también describe su experiencia como “inolvidable” tanto en lo académico como en lo cultural: “el clima, la ciudad, la universidad y el ambiente estuvieron espectaculares. Además, los profesores – tanto de la UAI como ULAVAL- fueron de excelencia y siempre estuvieron dispuestos a ayudarte”, afirma.

Francisco Ferrer, Coordinador General de Intercambios de la UAI, destaca el alto nivel de satisfacción de los alumnos que asistieron al Programa de Invierno: “realizamos una encuesta para conocer cómo fue la experiencia y el 100% quedó muy conforme con su viaje y afirmaron que recomendarían el programa a otros alumnos UAI”.

Sobre los ramos cursados, ambos alumnos destacaron el nivel del contenido y de los profesores. “Macroeconomía es un excelente ramo para realizarlo en el exterior debido a sus características intrínsecas de comercio internacional”, dice Heressi. Para Florencia Romano, realizar Historia del Arte en una ciudad donde se encuentran una vasta cantidad de obras artísticas, fue un privilegio: “tuvimos la oportunidad de hablar sobre las obras de arte en el museo donde se encuentran y el conocimiento que la profesora italiana tenía era tan grande, que aprender sobre la obra se hacía interesante y muy completo”.

También, los alumnos subrayaron que pudieron adentrarse y conocer la cultura, historia e idiosincrasia de las ciudades donde estudiaron. “Hicimos varios tours en Quebec y además vistamos diferentes empresas, las cuales nos presentaban modelos de negocios y proyecciones”, dice el alumno de Santiago. Para la viñamarina, la experiencia de vivir en Florencia, le permitió hacerse independiente y “tener que hacer las cosas como una persona que vive ahí. Además, cambia mucho tu forma de ver algunas cosas y pude ver las similitudes y diferencias entre países”.

Quienes estén interesados en vivir una experiencia internacional, este octubre se abrirán las postulaciones para intercambio para el segundo semestre del 2018.

Para mayor información sobre esta y otras alternativas de intercambio, ingresa aquí.

Volver a Alumnos